Tarta de queso Philadelphia sin horno

Tarta de queso

Ingredientes (para un molde de 18 cm):

  • 250 g de queso crema tipo Philadelphia
  • 250 ml de nata 35 % materia grasa (crema para batir)
  • 4 hojas de gelatina neutra ó 7 g de gelatina neutra en polvo
  • 50 g de azúcar
  • 50 g de galletas tipo María
  • 25 g de mantequilla
  • 150 g de mermelada de fresa ó frutos del bosque

En primer lugar, trituramos las galletas. Podéis hacerlo con una procesadora de alimentos o metiéndolas en una bolsa y aplastándolas con un rodillo.

Cuando las galletas estén bien trituradas añadiremos la mantequilla previamente derretida y lo mezclaremos todo bien.

Engrasamos un molde desmoldable con un poco de mantequilla para que la tarta no se pegue y añadiremos la mezcla. Presionamos por todo el fondo para que la masa quede compacta y la distribuiremos bien por toda la base del molde. Cuando estén bien distribuida y bien compacta la llevaremos al frigorífico mientras preparamos el resto de la tarta.

Ponemos 3 hojas de gelatina en agua para que se hidrate. La hoja de gelatina que queda la vamos a reservar para añadírsela a la mermelada al final de la tarta.

Mientras que la gelatina se hidrata, vamos a poner en un cazo la nata ó crema para batir, el queso crema y el azúcar y lo vamos a calentar a fuego bajo removiendo continuamente. Cuando la gelatina esté hidratada la añadiremos a la mezcla y removeremos hasta que se disuelva por completo. Lo moveremos con unas varillas hasta que esté todo bien disuelto y cuando rompa a hervir lo retiraremos el fuego.

Vertemos la mezcla sobre el molde y lo llevaremos a la nevera durante una hora y media para que la gelatina haga su efecto.

Para hacer la cobertura, primero vamos a poner a hidratar la hoja de gelatina que nos ha sobrado en agua. Ponemos la mermelada a calentar en un cazo y cuando la gelatina esté hidratada la añadiremos. Batiremos la mezcla bien hasta que la gelatina esté bien integrada.

Añadiremos la mermelada a la tarta, que ya habrá endurecido lo suficiente para aguantar esta capa por haber estado la hora y media en la nevera.

Llevamos la tarta a la nevera y la dejamos reposar un mínimo de 4 horas.

Anímate a probar esta receta. Si te ha gustado, dale a me gusta, suscríbete y visita el canal de YouTube, el Facebook y el Instagram de De la nevera a tu mesa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s